Gracias Felipe

Nuestro presidente y fundador, Felipe Pariente, falleció el viernes 26 de febrero tras varias semanas de lucha contra el coronavirus. Una triste noticia que nos deja a todos huérfanos de un gran guía y cabeza de esta familia que conforma AD Extremadura, que construyó con tesón, pasión y generosidad.

 AD Extremadura es el resultado de toda una vida, que comenzó en 1976 bajo el nombre de “Distribuidora de Recambios” en una pequeña tienda en Cáceres, ciudad natal de Felipe. El trabajo duro, buen hacer y vocación por la atención al cliente pronto dieron frutos y pronto abrieron las sucursales de Badajoz, Villanueva de la Serena y Don Benito. 

Gracias a su visión de negocio, Felipe llevó a Distribuidora de Recambios a contar con uno de los mayores almacenes de recambio de automóviles de España en la década de los 90, antes de integrarse en AD Parts y cambiar su nombre a AD Grupo Felipe Pariente en 1992 y recientemente, a adoptar el nombre de AD Extremadura, siendo una de las mayores empresas de distribución de recambios de automóvil de la región, contando con ocho delegaciones, un destacado centro logístico en Cáceres y otro en Badajoz. 

Hoy sus hijos, junto todos los profesionales que forman la gran familia AD Extremadura,  continúan su inmenso legado, con el mismo espíritu que Felipe imprimió en la empresa desde el primer día: poner las necesidades del cliente en el centro de toda actividad. Una promesa de continuidad que expresa el respeto y agradecimiento por toda una vida de dedicación y de construcción de una empresa sólida, con un gran presente y futuro apasionante.